top of page

Cinco frutos secos que combaten la inflamación y podés comer a diario

Actualizado: 20 abr


 Incorporar frutos secos en tu dieta diaria no solo te brinda un delicioso picoteo entre comidas, sino que también te protege del estrés oxidativo y reduce la inflamación. Descubre cuáles son los más beneficiosos según la ciencia nutricional.

Los frutos secos no sólo son una opción deliciosa para un snack saludable, sino que también ofrecen una serie de beneficios para la salud, especialmente en la reducción de la inflamación, según destaca Unni Greene, experta en nutrición deportiva. Su consumo regular no solo disminuye los niveles de colesterol malo, sino que también protege contra el daño de los radicales libres y mejora la sensibilidad a la insulina y la función vascular.


Los frutos secos aportan fibra, grasas saludables y proteínas, sino que también son ricos en polifenoles, vitaminas (como la E, B6 y B9) y minerales (como magnesio, potasio, zinc y selenio), ofreciendo una protección adicional contra el estrés oxidativo y la inflamación.

Si bien todos los frutos secos son beneficiosos, algunos se destacan por su poder antiinflamatorio y su perfil nutricional:


Almendra: Rica en fibra, proteína y vitamina E, ayuda a reducir la inflamación de manera efectiva.

Pistacho: Destaca por su alto contenido de fibra, potasio y vitamina B6, siendo eficaz en la reducción de la inflamación.

Avellana: Abundante en ácido fólico, grasas monoinsaturadas y vitamina E, contribuye a combatir la inflamación y promover la salud cardiovascular.

Nuez: Fuente excelente de ácidos grasos omega-3, es eficaz en la reducción de la inflamación según investigaciones científicas.

Nuez Pecana: Rica en grasas monoinsaturadas y fibra, posee un potente efecto antiinflamatorio y ayuda a reducir los niveles de colesterol malo.


Incorporar una porción diaria de frutos secos, como almendras, pistachos, avellanas, nueces y nueces pecanas, no solo te brinda un placer delicioso, sino que también te ofrece una poderosa protección contra la inflamación y el estrés oxidativo, promoviendo así una óptima salud a largo plazo.

Commentaires


bottom of page