top of page

Duelos, ¿cómo superarlos?

Actualizado: 3 jul 2018

En una de las etapas más difíciles de la vida, nada mejor que el consejo de un profesional. En esta nota descubrirás todo lo que necesitás saber para transitar un duelo.
Destrozo interior, una de las etapas más difíciles del proceso del duelo (foto by Kat Jayne, para Pexels)
Destrozo interior, una de las etapas más difíciles del proceso del duelo (foto by Kat Jayne, para Pexels)

Cada pérdida tiene fases, que como un bosque oscuro deben atravesarse para llegar nuevamente al punto de equilibrio.


No es un secreto que cada persona transita como puede el proceso de un duelo. Sin embargo, desandar cada etapa, y comprenderla permite que al final, aquello que creímos impensado se dé.


Pero, ¿qué es el duelo?

Como argumenta el psicólogo Jorge Domínguez: “el duelo es un proceso en el cual entramos todas las personas, cada vez que se genera algún cambio significativo en nuestra vida”.

¿Qué tipos de duelos pueden darse, y cómo posicionarnos?

“Si bien el más común tiene que ver con el fallecimiento de un ser querido, existen muchos cosas de la vida que nos hacen transitar también ese sentimiento de pérdida. Basta pensar en un cambio de trabajo, una mudanza, la llegada de un hijo o un casamiento… Todo eso puede desencadenar el proceso del duelo”.


Desafíos adaptativos


Acompañar en el duelo (foto by Anastasiya Lobanovskaya para Pexels).
Acompañar en el duelo (foto by Anastasiya Lobanovskaya para Pexels).

En la vida no hay una formulita mágica que indique “un duelo debe durar dos años, y luego seremos felices”. De hecho se trata de un caminito paulatino de acuerdo a la pérdida y el tipo que conlleva para cada quien la misma.


Sin embargo, y en términos generales, el psicólogo ejemplifica: “Un duelo va a depender de cuál sea el desafío adaptativo. Por ejemplo: si una persona compartió 20 años con la misma persona, ese duelo es muy factible que ‘dure’ no menos de un año o año y medio. Diferente si acabo de cambiar de trabajo luego de pocos meses en un sitio, es factible de sentir emociones similares a la anterior, pero que concluyen internamente en menos tiempo”.


Etapas del duelo: el secreto, analizar lo qué sentís


NEGACIÓN. En donde se piensa que no sucedió nada.


ENOJO. Se experimenta el mismo hacia la situación, a lo que pasó, lo que pudo haberse hecho o dejado de hacer. Algo que nos conecta con una etapa de culpa.


CULPA. La misma proviene del pensamiento de aquello que, se piensa, pudo haberse hecho diferente, o de haber hecho algo diferente para evitar ese desenlace.


DESTROZO INTERIOR. Algo que casi literalmente lo sentimos como algo que nos duele profundamente, en donde la ausencia se siente desde las entrañas.


DOLOR FECUNDO. En donde la persona puede salir adelante con su vida, y ubicar esa ausencia en donde no le hace daño.


Herramientas para ayudar al otro

Una vez que las emociones encuentran su sitio, la persona con el tiempo puede volver a ser la misma de antes… ¿Cómo acompañarla en este proceso?


“Principalmente estar presentes. Eso sí, en las condiciones y modos que la persona que está con el duelo, nos permita. De lo contrario terminaremos por invadirla, sin poder acompañar lo que transita. Muchas veces aquel que sufre una pérdida desea estar en soledad con su pensamientos y su dolor durante un tiempo, y hay que ser respetuoso al respecto”, concientiza Domínguez.

“La diferencia para que ese vacío no sea tan elocuente implica hacerle saber al otro que estamos disponibles: una palmada, un abrazo, un mate… gestos que significan mucho y acompañan, o el escuchar más que hablar, resulta mucho más que suficiente”, concluyó el profesional.



Commenti


bottom of page