top of page

Los menores de 10 años son los más afectados por los casos de faringitis en aumento


Así lo advirtió el último Boletín Epidemiológico Nacional, que da cuenta del crecimiento de la bacteria Streptococcus pyogenes en un 281% respecto al año pasado. Cuidados y prevenciones a tener en cuenta.


El último sábado, el Ministerio de Salud de la Nación emitió un alerta en el país por el aumento de una bacteria que produce faringitis y que ya causó 118 infecciones y 16 muertes.


Se trata del Streptococcus pyogenes, que al igual que otras enfermedades como la influenza y el virus sincial respiratorio (VSR), ha visto crecer su influencia en la población después de la pandemia por COVID, tiempo en el que varios virus y bacterias estuvieron “guardados” y no circulaban entre las personas.


En ese marco, hay un dato del informe que se destaca: la población con más riesgo de contraerla son los menores de 10 años.


“Los niños menores de 10 años representan el grupo de edad más afectado. Reportan que el aumento observado puede reflejar un inicio temprano de la temporada de este tipo de infecciones coincidiendo con un aumento de la circulación de virus respiratorios y del riesgo de que se produzcan coinfecciones víricas, lo que puede aumentar a su vez el riesgo de desarrollar una enfermedad invasiva por estreptococos del grupo A. Plantean en este mismo comunicado que el riesgo de infección invasiva entre la población general es bajo en la actualidad”, alerta el comunicado.


Y amplía que “en cuanto a la edad de los casos confirmados en el año 2023, la edad mínima fue 0 años y la máxima 83 años, con una mediana de 16 años. Del total de casos confirmados, 51 (43,2%) fueron menores de 10 años”.


Respecto de las edades de los fallecidos, se puede observar también una mayor frecuencia en el grupo etario de 5 a 9 años, seguido del grupo de 65 a 69 años. En el comunicado emitido por la cartera sanitaria nacional, se advierte de un incremento del 281% de contagios en todo el país, respecto a cifras de hace un año.


“En Argentina, el comienzo del incremento de casos a fines de 2022 para el evento de S.Pyógenes coincide con un aumento de la circulación de virus respiratorios para el mismo año. Sin embargo, no se observa esta relación en el inicio del año 2022 que registró también una elevada circulación viral, principalmente de virus Influenza”, precisó el comunicado, que destacó que se “viene realizando la vigilancia de este evento desde 2018″ y que de los 118 casos, 107 corresponden al evento “Otras infecciones invasivas”, 3 a “Meningoencefalitis bacteriana”, y 8 a “Infección respiratoria aguda bacteriana”.


Y agregó: “En relación a los casos confirmados de infección invasiva por Streptococcus pyogenes en los años anteriores (2019-2022), el mayor número de casos se había registrado en 2022 (año cerrado) con 75 casos reportados. El número de casos de 2023 representa un aumento del 281% respecto al mismo período de 2019″.


En cuanto a las zonas más afectadas, las provincias con mayor cantidad de casos confirmados acumulados en 2023 son Buenos Aires (35), Santa Fe (20), Chubut (10) y Tierra del Fuego (10).Y que en lo que refiere a la curva epidemiológica del 2023, se puede observar que todas las semanas registran casos confirmados de infección invasiva por S. pyogenes con un aumento de los mismos, en las últimas semanas analizadas y un pico en la Semana Epidemiológica (SE) 25 de 14 casos.


Chicos, los más afectados


Repasando estadísticas de distintas dolencias, los niños están entre los más afectados por las enfermedades respiratorias y los virus durante la temporada invernal. Con la llegada de las vacaciones de mitad de año, estos cuadros pueden poner en jaque el descanso y generar preocupación en el entorno familiar.


El pediatra Omar Tabacco, expresidente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), aportó: “El Streptococcus pyogenes es una bacteria que produce habitualmente faringitis, es decir, infecciones en la faringe, en la garganta y a veces se manifiesta con fiebre, como una angina con placas, otras veces con una muy roja la garganta con algunas petequias, que son unas manchitas rojas en el paladar o ganglios, sobre todo debajo del maxilar”.


“Y algunas veces esa angina se acompaña de una erupción en la piel que es la que conocemos como escarlatina, que es la única de las eruptivas que lleva antibióticos. Todas las otras son producidas por virus. El diagnóstico de certeza es a través de un hisopado de la faringe, o sea, un cultivo de la faringe, a través de dos métodos: uno rápido que el resultado está aproximadamente en dos horas y que lo que detecta es presencia de material genético de la bacteria. Ese test rápido permite tomar rápidamente la decisión de dar los no antibióticos a una angina, tiene un margen de error cercano al 10%, es decir, hay hasta un 10% de los pacientes que les da negativo y que después del cultivo, que lleva tres días, le puede dar positivo. Por eso siempre estamos con la misma muestra, tratamos de hacer la muestra rápida para tomar decisión en el momento, y con esa misma muestra después se hace el cultivo, que lo tenemos definitivamente a las 48 o 72 horas. Y eso ayuda muchísimo a la decisión de poner antibióticos a estas anginas producidas por el streptococcus”, agregó el experto pediatra.


“También puede afectar otras partes del organismo, ya que es el responsable de la erisipelas, que son infecciones de la piel, del impétigo, que es otro tipo de infección en la piel también que puede ocurrir en los niños, y que siempre es mucho más fácil el diagnóstico porque es más evidente al examen físico.


Tabacco destacó que una de las cosas más importantes del streptococcus piogenes, es que en algunos casos puede tomar más gravedad cuando el germen se hace invasivo e ingresa al torrente sanguíneo. “Entonces ya circula por sangre, ya pueden ser infecciones mucho más severas y eso es lo que hay una alerta ahora porque hay muchos más casos que otros años estadísticamente para esta altura del año de forma grave del streptococcus piogenes”, destacó.


Y concluyó: “Como todas las eruptivas, como todas estas enfermedades, son más frecuentes en la infancia porque muchos de los adultos ya hemos tenido contacto a lo largo de la vida con el streptococcus, con lo cual tenemos anticuerpos, en cambio los chicos no. Es la única eruptiva que se puede repetir porque hay distintas cepas de streptococcus, entonces uno puede hacer anticuerpos para una cepa, pero si te afecta a otra cepa, para eso no te podés defender. Por eso la escarlatina es la única eruptiva que se puede repetir. Todas las otras eruptivas, sarampión, varicela, rubiola, se tiene una sola vez porque hay un solo tipo de virus cuando se hacen los anticuerpos y ya después estás inmune para toda la vida”.


El médico pediatra, Fernando Burgos (MN 81759), miembro del departamento científico de la Fundación Vacunar, dijo: “Podríamos decir que los virus y bacterias no se toman vacaciones. Indudablemente, el frío está presente en las vacaciones y, si bien no es el causante de las enfermedades, sí las predispone. Se producen cambios a nivel local e inmunológico que hacen que los virus y las bacterias entren en contacto con personas vulnerables, cuyo sistema inmunológico no está muy fortalecido”.


Una bacteria conocida


El Streptococcus pyogenes es una bacteria Gram-positiva y es la causa bacteriana más frecuente de faringitis aguda e infecciones cutáneas como impétigo, celulitis y escarlatina. Sin embargo, “en raras ocasiones, la infección puede conducir a la enfermedad invasiva que puede provocar condiciones potencialmente mortales siendo responsable de más de 500.000 muertes anuales en todo el mundo”.


Según explicaron, la transmisión de esta bacteria tiene lugar mediante “contacto cercano con una persona infectada y puede transmitirse a través de la tos, los estornudos o el contacto con una herida”, siendo que el “período de incubación para la enfermedad varía de acuerdo a la presentación clínica, entre 1 a 3 días”.


Asimismo, en lo que se refiere al tratamiento, desde la cartera sanitaria indicaron que “las personas infectadas que reciben antibiótico durante, por lo menos, 24 horas eliminan por lo general su capacidad de propagación”. “La faringitis se diagnostica mediante cultivos bacterianos y se trata con antibióticos. La higiene de las manos y la higiene personal pueden ayudar a controlar la transmisión”, agregaron.


Cuáles son los síntomas


Como esta bacteria puede provocar faringitis aguda, infecciones cutáneas y escarlatina, es importante tener en cuenta los signos distintivos de cada una de las enfermedades. Es por eso que desde el Ministerio de Salud destacaron:


Los síntomas de la faringitis son dolor de garganta; fiebre; cefaleas; dolor abdominal; náuseas y vómitos; enrojecimiento de faringe y amígdalas; mal aliento; ganglios aumentados de tamaño en el cuello.


En lo referido a la escarlatina los signos más frecuentes son garganta roja y adolorida; fiebre (38.3 °C o más); erupción color rojo con textura de papel de lija; piel de color rojo intenso en los pliegues de axila, codo e ingle; recubrimiento blancuzco sobre la lengua o el fondo de la garganta; lengua “aframbuesada”; dolor de cabeza; náuseas o vómitos; inflamación de los ganglios; dolores en el cuerpo.


Vale destacar que, ante la presencia de algunos de estos síntomas “es importante evitar la automedicación con antibióticos y realizar una consulta médica para tener diagnóstico oportuno”. Al tiempo que resaltaron que “en el caso de recibir indicación médica de tratamiento antibiótico, es fundamental completar el esquema (no acortar ni abandonar los tratamientos anticipadamente), ya que la utilización inadecuada de los antibióticos promueve la resistencia bacteriana, hecho que atenta contra su efectividad en el futuro”.


“Las personas enfermas deben evitar concurrir a lugares públicos (trabajo, escuela) y restringir los contactos hogareños. Además es de importancia lavarse las manos frecuentemente; no compartir objetos de uso personal (cubiertos, vasos, toallas, entre otros) y ventilar adecuadamente y de forma regular los ambientes”, añadieron en el comunicado y resaltaron la importancia de “tener al día la vacunación antigripal y contra COVID-19, muy especialmente aquellas que presentan factores de riesgo”.


De esta manera. según explicaron, deben recibir la vacuna contra la gripe o influenza las personas gestantes en cualquier trimestre de la gestación (en caso de no haberse vacunado durante el embarazo, la madre debe hacerlo dentro de los 10 días posteriores al parto); niños y niñas de 6 a 24 meses, a quienes hay que brindarles 2 dosis separadas por al menos 4 semanas si no hubieran recibido anteriormente dos dosis de vacuna antigripal (aquellos que sí cuentan con al menos dos dosis de vacuna antigripal, deberán recibir solo una dosis).


Además, deben ser inmunizados los grupos de riesgo: personas de 2 a 64 años que presenten ciertas condiciones como enfermedades respiratorias y cardíacas; diabéticos; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológica); personas con obesidad pacientes oncohematológicos y trasplantados; convivientes de enfermos oncohematológicos; personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses.


También personas con retraso madurativo grave en menores de 18 años de edad; quienes mantienen tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico siendo menores de 18 años; personas con síndromes genéticos; con enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves y convivientes de prematuros menores de 1.500 g, entre otros. Todos los antedichos, para recibir la vacuna de manera gratuita sólo deben presentar orden médica (excepto las personas con obesidad, a quienes no se les requiere).

Comments


bottom of page