top of page

Mendoza se iluminó de rojo en el Día Mundial del ACV

Se trata de una campaña para concientizar a la población sobre la importancia de la identificación temprana de los síntomas de un ACV.

Desde el 2004, todos los 29 de octubre se concientiza sobre el Ataque Cerebro Vascular (ACV). Este año, en el Día Mundial del ACV, se iluminaron de rojo monumentos y/o edificios históricos de todo el país, como muestra del trabajo que se realiza desde cada provincia para mejorar la calidad de atención y disminuir el tiempo de tratamiento de estos pacientes.


Se trata de una campaña que llevan adelante Argentina y Uruguay para concientizar a la población sobre la importancia de la identificación temprana de los síntomas de un ACV.


La acción tiene como objetivo principal la difusión de los síntomas del ACV y el llamado inmediato al servicio de ambulancias para que el paciente pueda ser tratado con la mayor celeridad posible en un hospital preparado.


Actuar con velocidad es clave

El ACV es la principal causa de discapacidad, la tercera causa de muerte en Argentina y segunda a nivel mundial. Es una patología tiempo-dependiente, y actuar con velocidad es clave para reducir la mortalidad, la morbilidad y la discapacidad.


Cada 30 minutos un paciente que pudo haber sido salvado muere o queda permanentemente discapacitado porque no recibió el tratamiento específico en el tiempo necesario y en un centro preparado para el manejo del ACV. Por cada minuto de evolución de un ACV que involucra una arteria cerebral grande, se pierden 2 millones de neuronas.


El ACV es una emergencia médica tan grave como el infarto cardíaco o el traumatismo grave. Actuar con velocidad salva vidas. Todos pueden ayudar a una persona que está sufriendo un ACV reconociendo los síntomas y llamando inmediatamente al servicio de emergencias o número de emergencias de su obra social o prepaga, indicando su sospecha de que puede tratarse de un ACV.

Este llamado con reconocimiento de síntomas dispara un protocolo específico del servicio de emergencias que acelera los tiempos de atención tal cual se observa, por ejemplo, en un trabajo publicado en el Congreso Americano de Medicina de Emergencias en 2019 y publicado en la prestigiosa revista Annals of Emergency Medicine por un equipo argentino, donde se logró disminuir casi 12 minutos el tiempo de atención de los pacientes con ACV cuando se aplica un protocolo organizado. Aunque parece poco, en estos minutos que se ganan, se preservan 24.000.000 de neuronas aproximadamente.

Comments


bottom of page