top of page

Qué es la ambliopía y a qué edad se detecta

Esta patología frecuente la padecen 2 a 3 de cada 100 niños y es irreversible a partir de cierta edad.

La visión es una función privilegiada para el desarrollo integral del ser humano. A través de los ojos recibimos la mayor parte de información del mundo que nos rodea. Los problemas oculares más comunes se detectan y diagnostican en la infancia. La visión participa en la mayoría de las tareas cotidianas a través del reconocimiento de las formas, colores y detalles.


Es por ello que el Servicio de Oftalmología del Hospital Notti, como todos los años, se une a la Campaña Mundial de Prevención de la Ambliopía “Dr. David Romero Apis”, organizada por el Consejo Latinoamericano de Estrabismo (CLADE).


Esta campaña busca crear conciencia en la comunidad sobre la relevancia de la detección de ambliopía durante la niñez, teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad silenciosa que puede generar incapacidad visual permanente.


En 2020, por la situación sanitaria, la Campaña de Prevención de la Ambliopía fue virtual. Este año, cada sede (consultorio/clínica/hospital, inscripto) realizará consultas gratuitas y organizadas por turnos programados.


La ambliopía, también denominada como ojo vago o perezoso, es la mala visión de uno o ambos ojos debido a una falla en el desarrollo visual en los primeros años de vida.


La ambliopía puede ser causada por vicios de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo), estrabismo o por deprivación (cataratas, párpados caídos, etc.).


Esta patología frecuente la padecen 2 a 3 de cada 100 niños y es irreversible a partir de cierta edad, por eso es muy importante la detección temprana para un tratamiento oportuno.


El doctor Carlos Kotlik, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Notti, informó sobre la importancia de “concurrir al oftalmólogo a partir de los 6 meses de vida, ya que estas patologías suelen ser inadvertidas y los niños que las padecen no presentan ningún síntoma, por ello es necesaria una evaluación periódica durante los primeros años de vida para poder diagnosticarla y tratarla a tiempo”.


En muchas ocasiones esta patología es detectada cuando el niño o niña parece presentar dificultades de aprendizaje o falta de interés en la escuela. Sin embargo, lo que puede ocurrir es que tenga un problema de visión, que le dificulta las tareas escolares.


Por ello es necesario realizar controles oftalmológicos para asegurar que su visión está dentro de lo normal. Una vez detectada, el tratamiento debe comenzar lo antes posible, ya que es más efectivo cuando se hace antes de los 7 años de edad. Se basa en la corrección de la patología que impide el desarrollo visual del ojo comprometido, por medio de anteojos o cirugía, asociado a la oclusión del ojo sano, para potenciar su estimulación.

Comments


bottom of page