top of page

Vivir con FLAP: detección temprana y tratamiento integral garantizan una buena calidad de vida


Las fisuras labio-alvéolo-palatinas (FLAP) son malformaciones craneofaciales congénitas que afectan la estructura de la cara y la boca y comprometen sus funciones normales. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, la calidad de vida mejora notablemente.


Desde la Dirección de Prevención y Promoción de la Salud, perteneciente al Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, se coordinan diferentes programas dirigidos a la comunidad con el objetivo de promover acciones de salud, prevenir ciertas enfermedades o riesgos que estas suponen y asistir a la población afectada.


Uno de esto programas es el de Prevención y Tratamiento de Malformaciones Craneofaciales, a cargo de la licenciada Carina Núñez, con sede en el Hospital Luis Lagomaggiore, cuyo objetivo es la detección, pesquisa, tratamiento y rehabilitación de anomalías congénitas craneofaciales.


Este programa se encuentra en funcionamiento de manera efectiva desde 2021 y cuenta con un equipo interdisciplinario de trabajo, donde convergen especialidades como pediatría, fonoaudiología, ortopedia/ortodoncia, trabajo social, nutrición, psicología y genética.


“Estadísticamente, uno de cada 500 bebés nacidos vivos en la maternidad del Hospital Lagomaggiore presentan una malformación congénita, número que se corresponde con la estadística internacional”, indica Núñez.


Asimismo, la malformación más frecuente con la que trabaja este programa es la fisura labio-alvéolo-palatina (FLAP), que compromete la nariz, el labio, el alveólo y/o paladar y puede causar problemas en la alimentación, dentición, audición, lenguaje e integración social.


“Las malformaciones congénitas son multicausales, no se dan exclusivamente por un factor. Se relacionan con la contaminación del ambiente, los medios de trabajo, las situaciones de escasa alimentación o falta de determinada alimentación, con algunos virus, consumos problemáticos, entre otras causas”, explica la licenciada.


Detección y tratamiento


Si bien la asistencia a personas con FLAP comienza desde el momento del nacimiento. Se puede iniciar antes, a través de las consultas prenatales que le permiten a la persona gestante saber con antelación cuáles serán las necesidades de su bebé y conectarse con el equipo tratante.


“Se espera que antes de los 5 años el tratamiento esté terminado o encaminado”, asegura Núñez. Sin embargo, ocurren discontinuidades, ya que para las familias es social y económicamente complicado sostener un tratamiento semanal o quincenal como se requiere. Por ello, muchas veces abandonan por un tiempo y retoman en etapas específicas, como el ingreso escolar, la adolescencia y, en algunos casos, en la adultez.


El equipo de trabajo se encuentra muy presente en contención, seguimiento y vínculo con pacientes, lo cual genera una fuerte adhesión en las familias, garantizando la continuidad en el programa.


Según la patología a tratar, se pone en marcha una estrategia distinta adecuada a cada paciente y sus necesidades, donde intervienen otros efectores que llevan a cabo las cirugías. Así, el Hospital Notti se encarga de las cirugías infantiles, mientras que el Lagomaggiore y el Schestakow realizan las prácticas a personas adultas.


Vale destacar que una persona con FLAP puede tener una buena calidad de vida con el tratamiento adecuado. . Dependiendo de la patología, puede verse comprometida la alimentación, el habla o el oído o sufrir algún tipo de discriminación en la sociedad.


“Es fundamental acompañar a adolescencias y juventudes con secuelas estéticas o del lenguaje para que continúen sus estudios y se inserten en el campo laboral, ya que a veces hay intentos de abandono debido a la discriminación que sufren por parte de algunas personas”, señala la jefa del programa.


“El objetivo a lograr es el habla correcta y la armonía facial, con una buena estética”, agrega Alicia Denegri, doctora en fonoaudiología y fundadora del centro de prevención y tratamiento.


Las especialistas resaltan la importancia de aplicar la ley para tener un registro único que contemple los casos correspondientes a maternidades públicas y privadas de toda la provincia.


Datos importantes


El Programa de Prevención y Tratamiento de Malformaciones Craneofaciales atiende sin turnos a cualquier paciente que lo necesite.


Para más información, comunicarse al 261 6262297.

Comments


bottom of page