top of page

Veganismo y desarrollo cognitivo

Sgún la ciencia la falta de consumo de carne en este tipo de dieta, puede ir en detrimento de varios factores de salud.


Una investigación realizada sobre la alimentación de más de 500 niños reveló cómo afecta la falta o la presencia de carne en el rendimiento académico. Esto se refiere directamente a las dietas veganas. Los resultados fueron más que reveladores en este sentido ya que los estudios científicos realizados en junio pedido de la Unión Vegana Argentina (la ONG fundada en el año 2000) llegó al resultado de que el 9% de la población del país es vegetariano o vegano. Esto representa a más de cuatro millones de personas que basan su alimentación en principios no sólo relacionados con los alimentos, sino con una cuestión ética respecto del respeto a los animales.



Una postura ética y de cuidado del mundo animal es sin dudas una mirada profunda al respecto ¿pero qué pasa cuando una alimentación que deja a la carne de lado se vuelve insuficiente y tiene impacto en la salud y desarrollo de la persona?


Lo que dice la ciencia respecto al veganismo

Este tipo de alimentación ha sido refutada por diferentes estudios, ya sea por la falta de nutrientes o por los efectos que tiene este tipo de dietas en las personas. Y es que una alimentación balanceada asegura la incorporación de distintos nutrientes al organismo. Mantener una alimentación restrictiva sin supervisión de un especialista puede llevar a consecuencias negativas sobre la salud de los adultos y afectar el desarrollo en niños.



Un estudio reciente realizado por la Universidad de California en una zona rural de Kenia, diseñado para evaluar el impacto de tres dietas diferentes en el desarrollo cognitivo de los escolares, se centró en cómo afecta el veganismo en el desarrollo cognitivo infantil.

La investigación se llevó a cabo en 12 escuelas con un total de 555 niños que se encontraban cursando primer grado de primaria. Así, fueron asignados al azar a una de cuatro intervenciones de alimentación: carne, leche, energía o control, es decir, la dieta que ya tenían. El estudio continuó durante siete períodos escolares (21 meses), y las pruebas cognitivas se administraron antes del comienzo de la alimentación y durante cualquier otro período de alimentación.

Los análisis revelaron que los niños que recibieron alimentos suplementarios con carne superaron significativamente a todos los demás niños. A modo de conclusión, los resultados dejaron en evidencia que la suplementación con alimentos de origen animal tiene efectos positivos en el rendimiento cognitivo de los niños de Kenia. Sin embargo, estos efectos no son equivalentes en todos los dominios del funcionamiento cognitivo, ni las diferentes formas de alimentos de origen animal producen los mismos efectos beneficiosos.

Estos hallazgos mostraron que la calidad de la dieta, en oposición a la cantidad de energía alimentaria y proteínas consumidas, fue un predictor significativo del desarrollo cognitivo y motor de los niños.

Por otro lado, un estudio realizado por especialistas del Hospital Garrahan demostró que los lactantes hijos de madres veganas o vegetarianas tienen mayor riesgo de deficiencia grave y compromiso neurológico, siendo la falta de vitamina B12 uno de los riesgos más graves en dietas que no incluyen la proteína animal.

La investigación detectó que la deficiencia de vitamina B12 es una de las complicaciones más graves de los hijos e hijas de las mujeres que siguen dietas vegetarianas y veganas sin supervisión profesional.


Un plan a la medida de cada uno

Internet es fuente asidua de dietas y planificaciones alimentarias para que aquellos que quieran saber sobre veganismo o vegetarianismo, tengan una idea de qué se trata. Sin embargo, a la hora de querer tomarlas como un estilo de vida y alimentación diaria requieren de un profesional de la nutrición que sepa armarle a su paciente, un plan a la medida de sus necesidades. De hecho, en los estudios científicos se destaca que las dietas vegetarianas planificadas y controladas son adecuadas para todas las etapas de la vida (que incluyen el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia) incorporando los suplementos dietarios necesarios. Aunque es necesario informar que en la población vegetariana, se estima, la deficiencia de B12, que afecta al 62% de las embarazadas, al 25-86% de los niños y al 21-44% de los adolescentes.



Hay que entender que “las dietas vegana y vegetariana surgen como variantes, cuando por diversos motivos las carnes no son una opción dentro del menú. Para suplantar lo que aportan a la nutrición del cuerpo debemos planificar la dieta, ya que la selección de los alimentos en casos tan restrictivos resulta crucial", sostiene en una publicación de Infobae la licenciada en Nutrición Bárbara Rodríguez, del Departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas.


Cinco verdades que tenés que saber

Desde una publicación de bbc.com se destacan cinco argumentaciones respecto a la dieta vegana y sus mitos.

1.¿Más o menos sanas?

El profesor Tom Sanders, especialista en nutrición del King's College de Londres, asegura que "ninguna dieta es más sana que otra si contiene todos los nutrientes. Es cierto que los veganos tienden a pesar menos que los consumidores de carne y eso representa menos riesgos a la hora de padecer, por ejemplo, diabetes tipo 2, pero depende de si cuidan o no su dieta", le dijo a BBC Mundo.

2. ¿Genera algún déficit?

El profesor Sanders recuerda que la única carencia que pueden tener los veganos es de Vitamina B12. "Una carencia de vitamina B12 puede ocasionar problemas de salud serios llegando incluso a la parálisis o la muerte. Recomiendo que se tenga en cuenta esta realidad si se elige una dieta sin productos animales".

3. ¿Supone algún riesgo?

Además del mencionado por la falta de Vitamina B12 y sus consecuencias, el profesor Sanders habla del calcio. "Los veganos tienen que asegurarse de tomar productos de soja con calcio (de lo contrario) eso podría causar osteoporosis y aumentar el riesgo de fracturas óseas".

4. ¿Los veganos son menos fuertes?

La fuerza no tiene nada que ver con el veganismo. Sanders puntualiza que "en la tercera edad, las personas que han llevado una dieta vegana sí pierden más masa muscular que los no veganos, pero no tiene consecuencias graves y se puede solucionar con un aumento de la movilidad".

5. ¿Viven más?

No, no hay bases científicas que prueben esta afirmación. Los defensores de la dieta veganos dicen que ellos tienen "una presión arterial más baja, una tasa menor de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y también algunos tipos de cáncer", pero Sanders recuerda que esto puede darse también en carnívoros con una buena dieta.

Comments


bottom of page